1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

La Compañía de Jesús

Descubre el Caracter Propio de los Centros de Enseñanza de los Jesuitas

Caracter Propio de la Compañía de Jesús

3.- COMPARTIR LA REALIZACIÓN DEL PROYECTO EDUCATIVO

3.1.- La Dirección y los educadores del Centro, con la participación de los demás estamentos de la Comunidad Educativa, elaboran y desarrollan progresivamente el Proyecto Educativo del Centro.

Igualmente llevan a cabo una evaluación continua de los procesos de enseñanza y aprendizaje, tanto académicos como formativos o pastorales, así como la evaluación global del Centro.

 

3.2.- El Equipo Directivo, presidido por el director Titular del Centro, e integrado por los responsables de las dimensiones educativas y administrativas del mismo, es el organismo ordinario que asesora al Director Titular en el ejercicio de sus funciones y en la elaboración y realización del Proyecto Educativo. Este organismo tiene en cuenta las competencias asignadas por la ley a los órganos colegiados del Centro, así como las responsabilidades de la Entidad Titular y la función directiva personal, propia del Director Titular del Centro, según el modo de proceder de la Compañía de Jesús.

 

3.3.- Para promover y desarrollar las diversas dimensiones educativas académica, tutorial, pastoral y paraescolar se designan los oportunos órganos unipersonales del Centro.

 


4.- COMPARTIR LA GESTIÓN DEL CENTRO

4.1.- Teniendo en cuenta los objetivos y opciones educativas expuestas anteriormente y la responsabilidad de la Compañía de Jesús, como entidad titular, todos los miembros de la Comunidad Educativa comparten, conforme a su integración y responsabilidad aceptada, la gestión de los asuntos del Centro, de acuerdo con las normas internas del mismo.

 

4.2.- El Carácter Propio de los Centros de la Compañía de Jesús, objeto de este documento, constituye el marco de referencia para la participación y la toma de decisiones. La propia Compañía de Jesús es el intérprete de la identidad de sus Centros y ejerce esta función, en diálogo con los diversos miembros de la comunidad educativa, a través de su legítimo representante en cada Centro.

 

4.3.- Los miembros de la Comunidad Educativa participan en el proceso de la toma de decisiones, de acuerdo con sus funciones y responsabilidades y según lo dispuesto en la normativa interna del Centro.

 

4.4.- En los niveles sostenidos con fondos públicos, los distintos estamentos de la Comunidad Educativa eligen a sus representantes en el Consejo Escolar correspondiente, con la composición y competencias que determina la normativa vigente.

 

5.- COMUNIDAD EDUCATIVA Y DIMENSIÓN SOCIAL DEL CENTRO

5.1.- De acuerdo con los documentos de la Compañía de Jesús y la sensibilidad de las propias comunidades educativas, deseamos poner los medios eficaces para que nuestros centros:

 

A) Sean capaces de integrar, en la medida de lo posible, a los alumnos con necesidades educativas especiales, por sus particulares condiciones físicas, sus dificultades de aprendizaje o su precaria situación económica, familiar o social, haciendo realidad la opción preferencial por los más necesitados.

 

B) No discriminen o dañen en su dignidad a ningún alumno por la utilización del lenguaje, la elección de materiales didácticos, la adjudicación de tareas, el agrupamiento escolar y la organización de actividades paraescolares.

 

C) Estén abiertos al diálogo y servicio de la comunidad ciudadana y eclesial en la que están insertados, integrándose en la realidad cultural de las diversas autonomías.

 

5.2.- En relación con los aspectos socioeconómicos nos esforzamos por conseguir:

A) La adecuada financiación de la enseñanza, que posibilite unas retribuciones económicas justas para los educadores y colaboradores y un nivel satisfactorio de la calidad educativa de acuerdo con el Carácter Propio de los Centros ; de tal manera que,

en lo posible, el coste de la enseñanza no recaiga gravemente sobre las familias de los alumnos.

 

B) La apertura de nuestros Centros, sin exclusivismos, a todas las clases sociales, y al conocimiento o experiencia vital de otras situaciones socioeconómicas distintas de las propias.

 

6.- COMUNIDAD EDUCATIVA Y RELACIONES HUMANAS, LABORALES Y ECONÓMICAS

6.1 La estructura organizativa, laboral y económica de los Centros de la Compañía de

Jesús deberá ser coherente con los principios de este Carácter Propio.

6.2 Por ello queremos desarrollar las relaciones humanas, laborales y económicas dentro
de los siguientes criterios:

 

A) Las relaciones humanas entre los miembros que constituyen la Comunidad Educativa deberán cuidarse no sólo por su incidencia en la consecución de los objetivos educativos, sino por ser una expresión de los valores y motivaciones que realmente inspiran la vida del Centro.

 

B) Los profesores y personal del Centro son corresponsables y artífices cualificados del servicio que la institución pretende ofrecer, y no solamente profesionales de la enseñanza o personal de administración y servicios.

 

C) Los alumnos y sus padres son miembros activos de todos los servicios y fines de la
Institución, y no simples usuarios de la misma.

 

D) Los jesuitas de los Centros son los inspiradores y primeros servidores de los fines de
la Institución y de todos los estamentos implicados en la Comunidad Educativa.

 

E) Los Directores Titulares de los Centros colaboran activamente, dentro del marco legal establecido, para que el personal contratado consiga unas retribuciones y condiciones laborales dignas, a través de un adecuado sistema de subvenciones y convenios laborales. Promueven también, en la medida de lo posible, la mejora de las condiciones económicas y los medios de trabajo, de acuerdo con las funciones y responsabilidades adquiridas por las personas.

 

7.- COMUNIDAD EDUCATIVA Y FORMACIÓN PERMANENTE

7.1.- Para llevar a cabo los objetivos y la realización práctica del Proyecto Educativo, los Centros promueven la formación permanente y el perfeccionamiento humano y profesional de las personas que realizan las funciones directivas, educativas, administrativas y auxiliares del Centro.

 

7.2.- Para ello, y de acuerdo con las orientaciones de las Comisiones de Educación de la Compañía de Jesús, se promueven los medios más adecuados: Cursos, Seminarios, Jornadas, Ejercicios Espirituales, Convivencias, Intercambios , Comunicación de Experiencias y Documentación, Publicaciones, etc.

 

7.3.- Ante las dificultades personales y sociales con que muchas familias tienen que afrontar su misión educativa, los Centros quieren ser también un ámbito de formación para los padres. Mediante encuentros, actividades formativas o de colaboración y otros

medios, desean ayudar a los padres a promover en sus hogares un clima de seguridad, confianza y coherencia con el Centro, que facilite a los niños y adolescentes el crecimiento equilibrado y global de su personalidad.
 

Compartir