1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Dia a Dia del Centro - Noticias

Todas las noticias y eventos, sección por sección, de las diferentes áreas de nuestro Centro

Jira al Sagrado Corazón

El Grupo de Montaña del Colegio San Ignacio ha subido a la cima del monte Naranco para participar en la Jira al Sagrado Corazón, el pasado domingo 14 de junio.

Como cada año, desde hace 34, se viene celebrando el domingo siguiente a la fiesta del Sagrado Corazón, este año el 14 de junio, una Jira en el Monumento al Sagrado Corazón del Monte Naranco, con una Eucaristía presidida, en esta ocasión, por el Padre Inocencio Martín sj, y la renovación de la consagración de todos los asturianos al Corazón de Cristo.

El día 1 de junio de 1957 se reunió por primera vez una Junta provisional “Pro monumento al Sagrado Corazón” en el Monte Naranco, presidida por el P. Virgilio Revuelta, S.J., en ese momento, superior de la residencia de los Jesuitas de las Salesas en Oviedo y Director diocesano del Apostolado de la Oración, y un grupo de señoras, que decidieron impulsar su construcción.

Se empezaron a recaudar los primeros donativos los primeros viernes de mes en la Iglesia de las Salesas y empezó el arduo y difícil trabajo, visitando bancos, comercios, colegios, hasta incluso se pusieron mesas en las calles de Oviedo el 7 de mayo de 1958. “Grano a grano se va construyendo el granero”, lo que nunca faltó fue el entusiasmo y la ilusión por ver concluida la obra, y hasta se pidió a los periódicos locales la publicación de las listas de benefactores.

Con este proyecto se acudió al escultor, el Sr. Zaragoza, que se había ofrecido a hacerlo, dado que el primer escultor había fallecido. Resueltos todos los trámites el 21 de junio de 1963 se colocó, encima de tierra traída de todos los Concejos de Asturias,  la primera piedra traída de Covadonga. Desde entonces y hasta el año 1981 en que fue inaugurado el monumento, se pasaron por momentos difíciles y complicados sin perder nunca el ánimo y el impulso que llevó a la construcción de este monumento al Sagrado Corazón en un lugar emblemático como es el Monte Naranco.

Tanto esfuerzo, ¿para qué? Como dijo el P. Vilariño, S.J. en el año 1998: “El empeño ha sido difundir la devoción al Sagrado Corazón. Se ha construido con el esfuerzo de la gente, desde ricos a pobres, y, como consigna, en el mayor anonimato”.

No se quiere perder esta rica tradición que ha supuesto tanto esfuerzo y dedicación y que no ha dejado de celebrarse cada año aunque en ocasiones la climatología haya sido adversa.

Artículo de José Manuel Peco, S.J. y fotos de Fernando Braña


Más fotos

 

Compartir